Yosemite NP, California

Jueves 14 de agosto

230 kilómetros separan San Francisco de la puerta de Big Oak Flat de Yosemite NP. Llegamos pasado medio día, atravesando enormes bosques de pino con algunas zonas que habían sufrido la temible catástrofe de un incendio.

Se accede al parque previo pago con el carnet anual que habíamos comprado en Muir Woods.

El Parque Nacional Yosemite está situado entre los picos de la cadena de montañas de la Sierra Nevada, en la región este de California. Yosemite, que inicialmente era una reserva en 1864, fue oficialmente convertido en parque nacional en 1890. Con una superficie de más de 3000 kilómetros cuadrados, el parque se eleva desde los 600 hasta más de 4000 metros sobre el nivel del mar.

Dividido en varias regiones, el parque tiene paisajes de características muy diversas, incluyendo el Valle de Yosemite, los bosques de secuoyas gigantes y los ecosistemas alpinos.

Circular por él no tiene perdida, si bien las distancias son enormes y la velocidad permitida hace que el tiempo empleado para ir de una a otra zona sea bastante largo, pero la belleza del paisaje y la gran variedad de fauna hace que el tiempo no importe.

Precisamente por las distancias es aconsejable pernoctar en el mismo parque donde hay diferentes tipos de alojamiento, desde zonas de acampada hasta un lujoso hotel, pasando por lodges con cabañas. Pero si se decide hacer noche en el parque, hay que planificarlo con anterioridad, en algún caso hasta seis meses antes, ya que suelen llenarse incluso las áreas de camping.

Pero para impregnares de la belleza de Yosemite, hay que adentrarse en él. Centenares de senderos de niveles que van desde el más sencillo hasta el más agotador, cruzan el parque. Se escoja el que se escoja hay que tener cuidado con los animales salvajes que habitan estos bosques, especialmente con los osos y los pumas, aunque una simpática ardilla podría dejar de parecernos tan maja si nos llegase a dar un bocado. Pero el principal peligro de Yosemite se centra en el oso gris. Acuden al olor de la comida, así que no hay que dejar nada que pueda desprender olor en el coche (incluidos jabones, cremas, etc) si no queremos encontrarnos nuestro coche al día siguiente con todos los cristales rotos o alguna puerta fuera de su sitio. Existen cajas especiales para guardar los alimentos cuando se pernocta en camping o lodge.

YOSEMITE VALLEY

Valle esculpido por glaciares, está delimitado por enormes rocas graníticas, mecas para escaladores, entre las que se encuentran The Captain y el Half Dome.

Un servicio de shuttle permite dejar el coche en los parkings y acercarnos hasta los diferentes puntos de entrada de los muchos senderos que parten del valle.

Nosotros hicimos el sendero del Mirror Lake, una sencilla caminata de unos 3 kilómetros hasta un lago, en verano semi seco, situado en los pies de la cara norte del Half Dome, desde donde hay unos vistas espectaculares de la gran roca.

Dirección Wawona, se ubica el Tunnel View, un mirador ideal para ver el valle desde las alturas y apreciar la inmensidad de The Captain y del Half Dome, al fondo. El atarceder desde este punto deja sin palabras.

Yosemite

Yosemite

WAWONA

Situado en la entrada sur de Yosemite, Wawona fue inicialmente un poblado indígena. En 1856, Galen Clark construyó allí un hotel que posteriormente fue nombrado Clark Station en memoria suya. Cuando viajaban al Valle de Yosemite, los visitantes pernoctaban allí. En 1864, el Valle de Yosemite y el Bosque Mariposa de secuoyas gigantes pasaron a estar protegidas por el fondo Yosemite. Clark fue nombrado el primer guardián del parque. En 1875, se construyó allí el hotel Wawona, que aún funciona en la actualidad y es el que nosotros elegimos para dormir. De madera blanca y decorado con un estilo de la época, algunas habitaciones no tienen baño en la habitación, pero los baños compartidos están muy limpios y disponen de todas las comodidades.

Viernes 15 de agosto

MARIPOSA GROVE

A unos kilómetros de Wawona se encuentra unos de los tres bosques de secuoyas gigantes que hay en el parque, es el Mariposa Grove.

El ecosistema de las secuoyas es complicado. Las secuoyas son famosas por su sistema reproductivo y por su capacidad de sobrevivir los incendios dado que su madera y corteza son resistentes al fuego. Las marcas de fuego en los troncos de los árboles más grandes y sanos atestiguan que han sobrevivido a numerosos incendios. Las semillas de los árboles necesitan un suelo desnudo y rico en minerales para germinar y necesitan la luz solar que penetra por la cobertura vegetal abierta por el fuego.

Históricamente, los frecuentes incendios naturales abrieron el bosque, eliminaron las plantas que hacían competencia y dejaron un suelo rico en minerales. Pero por efecto de varios años de supresión de incendios naturales, los restos vegetales se acumulan en el suelo del bosque. Esto frenó la reproducción de las secuoyas y permitió que invadieran la zona los árboles tolerantes a la sombra. Actualmente, se realizan incendios controlados que simulan los incendios naturales y mejoran la salud del bosque.

Vale la pena madrugar y llegar antes de que lleguen la mayoría de visitantes, el silencio permite ver a los animales del bosque y el parking se llena tanto que luego es imposible aparcar.

Yosemite

Yosemite

GLACIER POINT

Por una única sinuosa carretera se llega al Glacier Point que domina a vista de pájaro todo el Valle de Yosemite. Es una de las mejores vistas de todo el parque, abarca el valle y las Tierras Altas.

Pudimos ver desde allí el, aún humeante, resto de un incendio que comenzó un mes antes y que a día de hoy, empezaba a estar controlado. Un desgraciado accidente debido a una colilla de un inconsciente…

TOULUMNE MEADOWS Y LAS TIERRAS ALTAS

La ruta panorámica que cruza Yosemite, Tioga Road, atraviesa las Tuolumne Meadows y las Tierras Altas ofreciendo algunos de los escenarios más sublimes de la Sierra Nevada. Esta única carretera pasa por lagos, planicies, enormes picos y rocas pulidas por la erosión que hace 10.000 estaban cubiertos por una gran capa de hielo.

En verano, las planicies, los lagos y las laderas de granito se llenan de vida. Debido a que la temporada de crecimiento es corta, las plantas y los animales sacan máxima ventaja de los días cálidos para crecer, reproducirse y acumular alimentos para el invierno siguiente.

Tuolumne Meadows (2600 metros, a 55 millas/89 kilómetros del Valle de Yosemite, 1 hora y media en coche) es la pradera subalpina más grande de la Sierra Nevada. En verano, hay un centro de visitantes, lugares para camping, alojamiento, servicios de comida y carga de combustible. Esta zona, punto de partida predilecto para mochileros y caminatas diurnas, es espectacular en verano, cuando abundan las flores y fauna silvestres en las praderas, pero su fragilidad puede ser dañada, es por ello que el acceso a bicicletas, cochecitos de bebé y vehículos está vetado.

Las orillas del Tenaya Lake, son ideales para parar a hacer un picnic, un baño, si el cuerpo aguanta esas temperaturas del agua, a simplemente un descanso para disfrutar del paisaje, no tan concurrido como la zona del valle.

Yosemite

Yosemite

Ya fuera del parque, a medida que nos acercamos al Mono Lake, curioso por sus sedimentos calcáreos de un color blanco que contrastan con el azul intenso del agua, los paisajes se van haciendo más desérticos.

Nos desviamos hacia el norte, a pesar de que ya estaba haciendo tarde, para ir a visitar Bodie. Justo en la entrada del desvío un cartel nos informa que a las 6 pm cerraba y era, precisamente, esa hora. Pero nos arriesgamos a hacer las 12 millas, 3 de ellas sin asfaltar, y probar suerte. Y que casualidad que ese mismo día hacían una de las visitas especiales al atardecer que de vez en cuando preparan los rangers que vigilan lo que ahora está catalogado como un State Historic Park.

Bodie es uno de los mejores pueblos fantasma que se conservan en el oeste, construidos y poblados por la Fiebre del Oro. Llegó a tener 10.000 habitantes y a ser una ciudad sin ley donde los asesinatos eran frecuentes casi cada día. Burdeles y salones, llenaban esta ciudad que fue abandonada en 1942 a causa de un decreto gubernamental. Solo unos pocos se quedaron hasta que un joven provocó un incendio y un 95% de las casas quedaron hechas ceniza. Algunas se conservaron en buen estado y otras fueron restauradas, pero manteniendo el espíritu del lejano oeste. Desde las ventanas llenas de polvo y telarañas se puede ver el interior de muchas de ellas, descubriendo instantes que quedaron congelados en el tiempo.

Bodie

Bodie

Bodie

Bodie

Bodie

Para dormir esa noche hicimos parada a medio camino entre Yosemite y el Death Valley, en Mammoth Lakes, una importante estación de esquí que en verano, debido a su estratégico emplazamiento, también tiene una animada vida. Hay mucha oferta hotelera y de restauración.

El Cinnamon Bear Inn, es un pequeño bed & breakfast, sencillo pero económico y agradable. Una buena opción para hacer noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s