Midtjylland (Jutlandia Central) II

Lunes 10 de agosto

Antes de seguir nuestro camino nos asomamos a la playa vecina donde, a pesar de ser temprano, los surferos ya recogen bártulos. Imagino que el amanecer debe ser para ellos la hora cuando subirse a la tabla y deslizarse con ella por las olas es mejor debido a las mareas, especialmente en lugares con rocas.

Más al sur, en el centro de la costa oeste, el Ringkøbing Fjord de unos 35 km de largo crea una laguna de agua salada separada del mar del Norte por un estrecho y largo brazo de arena y dunas con algunas poblaciones y aldeas muy concurridas por turistas, principalmente, alemanes.

Klintmøller

La principal población, al norte del fiordo y la que le da nombre al mismo, es Ringkøbing, un agradable puerto pesquero con casas de pesca de color rojo y desde donde se puede hacer un picnic con vistas al fiordo. Gracias a su posición estratégica a orillas del fiordo la ciudad prosperó con el comercio; su puerto, resguardado de los tempestades del mar del Norte, fue el único puerto a lo largo de la costa occidental danesa desde donde salían mercancías. Pero en el siglo XVII, el muro de dunas que protegían la entrada al fiordo fue desplazándose hacia el sur a causa de las tempestades, el viento y las mareas, cerrando la salida y dejando a Ringkøbing aislada del mar.

Ringkøbing

Ringkøbing

Esta situación duró hasta que en el siglo XX se abrió una salida en medio del estrecho del brazo para abrir el paso del mar del Norte al fiordo en la población de Hvide Sande. En la actualidad es un lugar ideal para practicar todo tipo de deportes marítimos, especialmente surf y windsurf gracias al viento que corre en la zona.

Hvide Sande

Hvide Sande

Hvide Sande

Después de algunos kilómetros y adentrarnos en el centro de la península de Jutlandia, llegamos a Billund, importante por albergar la atracción más visitada de toda Dinamarca: Legoland. Tengo que admitir que todos estábamos algo nerviosos esperando este día, pero principalmente Ariadna lo esperaba con especial anhelo.

Para alojarnos y habiendo reservado previamente on-line, indispensable en esta época del año, plantamos nuestro campo base en el camping del mismo parque de atracciones y que está ubicado a tan solo diez minutos andando de la entrada principal. Como suele pasar en estos casos, lugares donde el turismo abunda, y aunque en este país es difícil encontrar campings con malos servicios (y este tampoco es el caso) es de lo peor donde hemos dormido a lo largo de estas vacaciones. Quizás nuestras expectativas eran muy altas… y la aglomeración tampoco ayuda.

Esta noche a descansar, mañana será un día muuuuuuy largo.

Martes 11 de Agosto

¡Hoy a Legoland!

A pesar de estar a tan solo diez minutos de la entrada y haber comprado los tickets por internet, aconsejable para ahorrarse un dinerillo y para evitar colas, madrugamos para estar allí nada más abrir las puertas.

El parque de Billund es el primer parque de Lego que se abrió en el mundo y el original, ya que la fábrica Lego se encuentra a escasos metros y es allí donde empezó a escribirse la historia de este juguete tan internacional.

Está dividido en varios mundos y todos ellos están perfectamente decorados con estupendas maquetas y figuras construidas con millones de piezas Lego. Miniland es un pequeño mundo con reproducciones de los edificios más emblemáticos de Dinamarca, así como de otros países del mundo como la Estatua de la Libertad, el Partenón, Abu Simbel, los canales de Amsterdam o algunos castillos de Escocia. También es en este parque donde se encuentra la construcción más grande del mundo utilizando estas piezas, la nave de Star Wars, construida con más de cinco millones de piezas y, sin lugar a dudas, la joya del parque.

Ahora bien, las atracciones, en su mayoría, dirigidas a familias con niños pequeños, no son nada espectaculares, si además añadimos las largas colas y lo poquísimo que duran, en mi opinión un viaje a Dinamarca para pasar tres o cuatro días en el parque, como hace muchísima gente, no vale la pena. Un día y ya está, tiempo suficiente para verlo todo y montar en la mayoría de las atracciones.

Algo que debo decir me gusto mucho fue que permiten la entrada de perritos, y nosotros que viajamos con Scott nos vino muy bien para que no estuviese solo todo el día en el camping. Por la mañana lo dejamos en el camping para poder subir los tres juntos a todas las atracciones pero por la tarde fuimos a buscarlo para pasear con él hasta el cierre del parque.

Legoland

Legoland

Miércoles 12 de agosto

Bien temprano, para llegar a tiempo y coger uno de los primeros ferrys que cruzan a Fanø, nos dirigimos hacia Esbjerg, ciudad portuaria e industrial pero a la vez una de las ciudades más jovenes de Dinamarca.

Aparcamos en coche y la caravana en el mismo puerto y, desde allí, un ferry de la compañia Scandlines nos llevó hasta Nordby, la principal población de Fanø situada en el extremo nordeste de la isla. Pequeña y acogedora villa con carácter, alberga algunas casas del siglo XIX y unos alrededores de gran belleza natural.

Nordby

En la otra punta de la isla, Sønderho, se caracteriza por ser uno de los pueblos más bonitos de Dinamarca. Sus tranquilas y silenciosas calles con bonitas y antiguas casas nos trasladan a otro siglo. El bullicio y el gentío brillan por su ausencia. Un autobús local hace el recorrido de una a otra población una vez cada hora en verano, haciendo un par de paradas en dos de las playas de la costa oeste de la isla, utilizando la enorme orilla como ruta para circular.

Sønderho

El Sønderho Kro, ubicado en una histórica casa del siglo XVIII, es un bonito restaurante donde se sirve comida tradicional danesa utilizando ingredientes locales y de temporada. Si el día acompaña, el precioso jardín invita a disfrutar del aire libre. Si el tiempo no lo permite, su interior tampoco nos dejará indiferentes con una decoración romántica acorde a su localización.

Sønderho Kro

Sønderho Kro

De vuelta hacia el norte de la isla hicimos parada en Fanø Bad, una de las infinitas playas de la isla. Según sabiamos es un buen sitio para recoger ámbar, el oro nórdico que se encuentra con facilidad en las playas de Dinamarca especialmente después de un día de viento o de oleaje. Encontramos algunos ejemplares, pero aún tengo mis dudas de si realmente se trata de ámbar…

Fanø Bad

El camino desde Fanø Bad a Nordby lo hicimos caminando, para una vez allí coger el ferry de vuelta que nos llevaría a tierra firme.

Para pasar nuestra última noche, elegimos el Ribe Camping situado a escasos metros de la ciudad homónima. Tranquilo, grandes parcelas, excelentes servicios, nada que no sea habitual en los magníficos campings de este pequeño país.

Jueves 13 de agosto

Es nuestro último día en tierras danesas.

Nos queda un largo camino de vuelta a casa, pero antes de dejar este bonito país que nos ha regalado unas vacaciones inolvidables llenas de sosiego y tranquilidad, hacemos una corta visita a Ribe. La ciudad, a orillas de un terreno de marismas, conserva numerosos edificios antiguos y casa protegidas, aunque su principal monumento es la Ribe Domkirke (Catedral), templo que desde la edad media domina la ciudad.

Ribe

Ribe

Siguiendo la carretera 11, muy cerca de la frontera alemana, se encuentra Møgeltønder, una pequeña población considerada una de las más bonitas de Dinamarca. Su calle principal, enmarcada con casas de ladrillo de techo de paja que datan del siglo XVIII y XIX y perfectas filas de árboles, conducen hasta el Schackenborg Slot, uno de los palacios reales de la monarquía danesa y actualmente residencia de los principes Joaquin y María de Dinamarca.

Møgeltønder

Møgeltønder

A primera hora de la tarde comenzamos nuestro largo retorno.

Toca ya planificar el siguiente viaje.

Anuncios

2 pensamientos en “Midtjylland (Jutlandia Central) II

  1. A pesar de no ser uno de los países turísticos por excelencia, nosotros volvimos de las vacaciones en Dinamarca maravillados de su arquitectura, tradiciones, cultura, historia…. Eso si, yo le añadiría un poco de montaña al país, que anda un poco escaso jeje

    • Sí, tienes toda la razón, no iría mal alguna montañita… jijiji!
      Y a lo que comentas, añadiría que es un lugar ideal para pasar una vacaciones relajadas, por la ausencia de bullicio y turismo masivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s